La manera en que canta «O Noche Santa» (O Holy Night’) es realmente conmovedora y apenas tenía siete años cuando la grabó.

Esta pequeña, llamada Rhema Marvanne, tiene una voz celestial y tomó la inspiración de alguien quien ella cree que la protege desde el cielo: su madre.

La mamá de Rhema, murió de cáncer de ovario en el 2008, justo un año antes de que el tema fuera grabado.

Marvanne le dijo al Fort Hood Sentinel que «cuando canto me hace pensar en mi madre, y eso me pone muy feliz».

Mira el video y preparate para que en el momento 4:17 alguna lágrima te corra por la mejilla.