Amar es un acto de la voluntad

AMAR ES UN ACTO DE LA VOLUNTAD

Años atrás alguien me dijo que nadie puede amar lo que no conoce y que por eso era necesario revelar tu pasado, toda tu vida para entonces así poder amarte …recuerdo haber aceptado su frase como completamente cierta sin profundizarla. Con el paso del tiempo he observado, comprobado y aprendido que el verdadero amor es un acto de la voluntad y es incondicional. Que yo puedo optar por amarte aún sin conocerte como una madre piensa en su hijo aún sin concebirlo, piensa en un nombre, en un sexo, en su manera de educar al bebé aunque todavía no exista físicamente sino sólo en su corazón como un deseo. Ya lo está amando y buscando cómo protegerlo, cómo ayudarle a caminar por este mundo. Como Dios nos amó antes de crearnos porque dice la Biblia en el libro de San Juan: El nos amó primero.
Tu historia podría ayudarme a comprenderte cuando en nuestro interactuar pueda surgir un percance; tu historia podría ser una motivación para amarte más o para no amarte si entra el juicio moral pero el amor puro y original consiste en aceptarte tal y como eres sin quererte cambiar ni a ti ni a tu historia, amarte no por tus cualidades y aciertos, no por tus triunfos ni fracasos sino por ser una persona, un ser humano maravillosamente creado a imagen y semejanza de Dios. Sin embargo no puedo negar la influencia de la historia personal pero creo que ahí es donde está el desafío en una relación para mantener ese sí. Amarte porque quiero amarte, porque yo lo decido. Amarte prescindiendo en ocasiones del sentimiento amoroso.
Decido amarte y me hago responsable de ello. Entendiendo responsabilidad como mi capacidad para responder a la vida y en este caso a la sana convivencia.
Precisamente el amor es libre porque es una opción, una decisión que yo hago, incluso ni Dios nos forza a aceptar su amor.
Independientemente de las creencias y religiones sabemos que sin amor una persona no crece, no madura, no se hace persona, no trasciende, no es feliz, no es fecunda, no se realiza, se enferma del cuerpo y del alma. El mundo está en caos porque nos falta amor, no tenemos paz en el
Corazón porque no amamos más porque el amor es nuestra naturaleza, es nuestra esencia, el odio, el miedo y el egoísmo son como un cuerpo extraño que entra y nos roba La Paz. Amate más a ti y a tu prójimo y estarás haciendo bastante por La Paz mundial.
Piensa en aquella situación o persona que te hace perder La Paz reconciliate, ponle amor y veras como recuperas tu armonía.
La Paz del mundo empieza en mi mundo interior cuando decido amar.

Muchas gracias ❤️

D.9

About Sandra Pelaez

Le puede interesar:

Metas a corto plazo para este 2018.

Psic. Arturo Miramontes