Ataque a Siria: crecen la tensión y la incertidumbre en Estados Unidos

A medida que se acerca la fecha de la votación en el Congreso de Estados Unidos por la resolución de atacar a Siria, crece la presión de la Casa Blanca y con ello la tensión y la incertidumbre respecto al resultado final. Esto se pone de manifiesto de manera dramática ante el viaje programado del Presidente Barack Obama a Suecia y Rusia, que lo aleja de Washington cuando más necesita estar allí para conseguir el apoyo.

Se calcula que el pleno del Senado – en donde el Comité de Relaciones Exteriores aprobó este míercoles la resolución por 10 votos contra 7 – votará durante la semana en sesión especial si aprueba la resolución enviada por la Casa Blanca y la Cámara de Representantes tomará su tiempo para debatirlo a partir del 9 de septiembre, fecha en que regresarán los representantes a Washington al término de sus vacaciones de verano.

Desde que el Presidente Obama declaró, este sábado 31 de agosto, su propósito de someter a votación la resolución de un operativo punitivo contra el régimen del Presidente Bashar Assad por el uso de armas químicas contra su población, el resultado final de la votación estaba en entredicho, un balance que no ha cambiado desde entonces, por más que la administración repita que una decisión contraria sería un fuerte golpe a la política internacional de esta potencia.

Por ejemplo, en un primer momento, que los senadores «halcones» republicanos John McCain y Lindsey Graham estaban apoyando al presidente y a la medida porque al término de una reunión con Obama en la Casa Blanca el primero dijo que rechazar la moción presidencial constituiría una «catástrofe» para Estados Unidos. Sin embargo, este miércoles se dio a conocer que el poderoso excandidato presidencial de hecho votaría contra la misma, porque su alcance no le era suficiente.

Por otra parte, Obama obtuo el apoyo del presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, así como el de Nancy Pelosi, la líder de la bancada demócrata en la misma cámara. La resolución de Boehner podría estar relacionada con su decisión de no postularse nuevamente al puesto de líder parlamentario después de las elecciones de noviembre 2014.

También crecieron los esfuerzos por acumular pruebas de que efectivamente, el gobierno sirio había atacado a su población con armas químicas, con el objeto de convencer al público estadounidense y a los países del mundo de la necesidad de una acción punitiva. Estos esfuerzos vinieron de la administración estadounidense, del gobierno de Francia su nuevo principal aliado después de que el Parlamento británico votó contra la intervención de ese país, y del alemán.

Así, la inteligencia alemana publicó una intercepción de comunicaciones en la que un importante líder del grupo Hezbolá en El Líbano – importante aliado del gobierno sirio – comenta que el ataque con gases por parte del presidente Bashar Assad «constituyó un error».
Esto se agregó a otras evidencias publicadas por los gobiernos en días anteriores.

Sin embargo, el principal objetivo de este intento de convencimiento ha sido el gobierno ruso. La administración del presidente Putin ha operado en las últimas semanas como defensa del régimen de Assad en Damasco, bloqueado intentos de involucrar a Naciones Unidas en el proceso al vetar resoluciones contra el mismo y declarado que un ataque unilateral por parte de Estados Unidos sería una acción ilegal.

Pero en las últimas 24 a 36 horas, el esfuerzo diplomático estadounidense podría comenzado a hacer efecto incluso en este gobierno. «Rusia», dijo este día el Huffington Post España «rebaja el tono de su postura sobre el conflicto de Siria y aceptará una acción militar contra el régimen de Assad si se aprueba en el Consejo de Seguridad de la ONU y siempre y cuando se demuestre que el presidente sirio usó armas químicas contra la población el pasado 21 de agosto», dijo.
Por último, encuesta tras encuesta arroja que la mayoría del público estadounidense sigue oponiéndose a la acción armada, temiendo una repetición de la guerra de Irak. En las cuatro principales encuestas – de Pew Research, Washington Post, HuffPost y NBC News – los oponentes superan a los simpatizantes del ataque y sus porcentajes fluctúan del 41 por ciento al 59 por ciento.

Esta oposición se agrega a la de importantes factores internacionales, como el secretario de Naciones Unidas Ban ki-Mun y el Papa Francisco, que repetidamente ha llamado a la paz en Medio Oriente en general y en Siria en particular.

About Paginas y Servicios

Visita www.paginasyservicios.com

Le puede interesar:

Inolvidables conciertos Alicia Villarreal

Alicia Villarreal ofreció exitosos conciertos en McAllen, San Antonio y Houston Esta semana, después de …