¿Simbología illuminati en la industria discográfica?

El origen de las teorías de la conspiración en torno a los illuminati data de 1798, fecha en la que el científico John Robison publicó el libro “Proofs of Conspiracy against all the Religions and Governments of Europe, carried on in the secret meetings of Freemasons, Illuminati and Reading Societies”. Ya lo sé, parece el título de una entrada de starviewer, pero se llama así. En el libro, Robison culpa a los illuminati (sociedad secreta fundada por Adam Weishaupt en 1776) de los excesos de la Revolución Francesa, gracias a que adquirieron poder e influencia infiltrándose en los grupos masónicos.

La teoría de la conspiración que rodea a los illuminati, persiste hasta nuestros días, pese a la inexistencia de evidencias de que hayan perdurado hasta hoy. Los paranoicos conspiracionistas promulgan que los illuminatis han conseguido  infiltrarse en las más altas esferas políticas y económicas, y que persiguen el establecimiento de un nuevo orden mundial, en el que gran parte de la población será exterminada y un gobierno único será establecido, liderado (cómo no) por este grupo secreto.

Pese a su secretismo, si buscas por illuminati en google aparecen 10 millones y medio de resultados, y aparentemente sus miembros, no tienen ningún reparo en mostrar su pertenencia a este grupo. Curiosa manera de ocultarse.

Aparentemente están presentes en política, en banca, en televisión, e incluso en la industria discográfica. Sobre todo estos últimos, tienen la manía de revelar su pertenencia a los illuminati tapándose un ojo con una mano, miranto a través de los dedos índice y pulgar formando un círculo, o del índice y anular formando una V, o mostrando un ojo detrás de una forma triangular formada con las manos.

illuminati2_thumb

Avril Lavigne, Kylie Minogue, Christina Aguilera, Rihanna, y por supuesto, Lady Gaga, son para los conspiracionistas miembros de este grupo. Realmente hay muchas fotografías de cantantes que posan haciendo cosas raras con sus ojos, lo que alimenta más el mito.

Pero, ¿por qué taparse un ojo?

Taparse un ojo, o más directamente mostrar un ojo detrás de una forma triangular, sería una alegoría del “ojo que todo lo ve”, “ojo de Dios”, u “ojo de la providencia”. Esta es una representación que aparece en el escudo originario de los Masones, en el Gran Sello de los Estados Unidos, y también en el reverso de los billetes de un dólar.

dolar_thumb

Lo que ya sabe menos gente, es que el ojo de la providencia apareció en el escudo de los masones después de que se incluyese en el Gran Sello, y no al revés, y que el único masón que particìpó en el diseño del sello fue Benjamin Franklin,  y además sus propuestas nunca fueron aceptadas.

En la iconografía del sello, el ojo aparece debajo de la leyenda ANNUIT COEPTIS, que significa “justificó las cosas que inició”.  En el escudo masón hace referencia al maestro constructor (Dios).

Y entonces ¿por qué lo hacen?

Si taparse un ojo no tiene ningún significado real, ni oculta una conspiración secreta, entonces ¿por qué lo hacen tantos cantantes? Hoy en día, en la industria discográfica hay una competencia feroz, y cualquier pretexto es válido para llamar la atención. No importa que se hable de uno bien o mal. Lo importante es que se hable. Incluso se provoca para que las críticas generen más atención por efecto streisand ( cuando una censura consigue el efecto contrario causando una llamada viral de atención).

Basta que se extienda el rumor de que Rihanna es un demonio y que aparece mostrando símbolos satánicos en su último vídeo, para que todo el mundo corra a verlo.

Ejemplos de este estilo hay más, como la reciente mutación de Miley Cirus de princesita infantil a Mesalina desenfrenada, a la que últimamente vemos en pelota picada hasta en la sopa, llegando al punto de parecer patética.

cirus_thumb

 

About Paginas y Servicios

Visita www.paginasyservicios.com

Le puede interesar:

Israel Alvarez Landa – Zumba Instructor Chicago #ZinLife #ZinNow

Quien es Israel Alvarez Landa? -Israel es un ser extra-ordinario que vive y radica feliz …