Homeopatía, el arte de sanar sin remedios

Aunque muchos suponen que es una técnica médica surgida en la corriente New Age, la homeopatía tiene más de doscientos años de desarrollo y utilización en la mayoría de los países de todo el mundo, y cuenta con muchos adeptos.

Fue creada por el médico alemán Samuel Friedrich Hahnemann (1755-1843), quien se graduó en 1779. Durante los primeros años de su profesión, se dedicó a la traducción de obras médicas. Su interés en la investigación surgió al traducir un libro del médico y químico escocés William Cullen, la “Materia Médica”, en el que se describían efectos de la quinina (alcaloide), en la curación de estados febriles.

Luego de años de investigación, desarrolló esta técnica médica, que cura de manera poco agresiva el cuerpo humano, y se basa en la sanación a través de fuentes vegetales, animales y minerales, básicamente, el poder de la naturaleza.

La homeopatía toma a las personas como una unidad en sus partes: cuerpo, mente y entorno. ¿Cómo se define entonces salud o enfermedad? Estamos sanos cuando hay armonía entre los tres componentes, mientras que frente a un desequilibrio de estas partes, enfermamos.

Las medicinas tradicionales usan el principio del “anti”. Los medicamentos producen una reacción contraria a la enfermedad: si hay inflamación, se recetan antiinflamatorios. La homeopatía, en cambio, genera una reacción de autocuración, y para lograrla, se administra, en dosis muy bajas, la misma sustancia que genera la enfermedad.

La medicina tradicional parte del principio de que el hombre es sano, hasta que lo invade un factor externo y se enferma. La medicación calma los síntomas, pero el alivio puede ser momentáneo.

La homeopatía activa las propias defensas del organismo para llegar naturalmente a la mejoría o curación, tiene como finalidad eliminar la causa del problema, restableciendo el equilibrio energético.

Sus seguidores afirman que la homeopatía sirve para combatir enfermedades puntuales como las gripes, toses o diarreas, y también dolencias crónicas como el asma, las alergias o problemas de la piel. En muchos casos se alcanza la curación, en otros, se ven mejorías o se atenúan los síntomas. También es indicado como medicina preventiva, ante factores de riesgo familiares.

La homeopatía es considerada hoy, una medicina humanitaria, ya que su fin es curar física y emocionalmente a las personas. Hay ciertos límites para su utilización, y son las enfermedades genéticas o carenciales, o procesos tumorales.

Como cualquier otra medicina, es recetada por médicos especialistas, inclusive comercializada por farmacéuticos. Muchos médicos ortodoxos han ido introduciendo la homeopatía, como un valioso agregado a su práctica habitual, como un método terapéutico más, que complementa al tradicional.

About Paginas y Servicios

Visita www.paginasyservicios.com

Le puede interesar:

ZAO ELAR “REPETIR”

ZAO ELAR “REPETIR”Zao Elar el joven talento urbano y una de las apuestas musicales de …