Xate es el nombre con el que se conoce a las tres especies de palma ornamental que Guatemala exporta hacia Estados Unidos, Holanda y Alemania, con el apoyo de organizaciones internacionales. La principal zona de recolección de esa planta es la Reserva de la Biosfera Maya (RBM), en el norteño departamento de Petén.
Las regiones de usos múltiples de la RBM, de donde se extrae el xate, son cuidadas por comunitarios que protegen la flora y fauna, principalmente la que se encuentra en peligro de extinción. Además de recolectar las plantas, los “xateros” realizan nuevas siembras para mantener el equilibrio ambiental.
Una de las comunidades es la aldea Uaxactún, situada a 23 kilómetros al norte del Parque Nacional Tikal, en donde más del 50 por ciento de sus 1.500 habitantes subsisten gracias a los fondos obtenidos con la recolección del adorno natural, con el auspicio de la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS, por sus siglas en inglés).
Durante todo el año se puede obtener el xate en sus tres variedades: Cola de Pescado, Xate Hembra y Jade, explica el encargado de los semilleros de la planta, Ángel Luna. Anualmente se siembran unas 60.000 plantas nuevas en cinco hectáreas de terreno, para evitar su extinción y poder surtir los pedidos que llegan dese el exterior.
El motor de una economía comunitaria
José Élfido Aldana, uno de los líderes comunitarios, sostiene que la recolección de xate es el motor de la economía de Uaxactún, “porque se practica desde hace casi medio siglo y en cualquier época del año”, observa.
Después de la recolección, los aldeanos llevan las hojas a una bodega, donde el producto es embalado para su traslado hacia la capital y posterior envío al extranjero; en ese lugar trabajan 17 personas, quienes seleccionan y limpian el xate.
Según Adán Pérez, presidente de la Organización Manejo y Conservación (OMYC) de Uaxactún, semanalmente se comercializan, en promedio, 400 paquetes que contienen 600 unidades; cada fardo tiene un valor de 9,50 dólares (75 quetzales)
siempre y cuando las hojas no estén dañadas.
Aldana explica que lo que hace atractiva a la hoja de xate, es su apariencia de recién cortada, que se mantiene hasta por dos meses; eso permite que los arreglos florales sean mejor cotizados.
Adán Peréz

Adán Peréz

Su importancia
De acuerdo con una evaluación de productos forestales no madereros, elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO),  el empleo del xate como producto no maderable data de los años 50, cuando algunos exportadores de plantas ornamentales de México forraron cajas con esas hojas.
Su recolección se realiza desde marzo hasta junio, durante la época seca. Los recolectores buscan las plantas en el bosque, cortan las hojas que tengan una longitud de 20 a 50 centímetros. Cada planta produce de 50 a 100 hojas durante su ciclo vital, y puede ser cosechada entre tres a cuatro veces por año.
Según Decreto 4-89 y el Acuerdo Gubernativo 523-90, el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap) es responsable de coordinar la explotación de los productos no maderables que son extraídos de la RBM.