Los cambios en el cuerpo después del parto


Dar a luz es uno de los eventos más emocionantes que puede experimentar una mujer. Pero al mismo tiempo, uno de los más dolorosos.

De los cambios corporales durante la etapa de la gestación se habla mucho, tal vez por ser cambios muy evidentes, pero si nunca haz sido madre, ¿sabes qué pasa en el cuerpo femenino después del parto?

La ginecóloga Gladys Loera, vinculada a Kaiser Permanente, en Los Ángeles, señala que “durante las seis semanas después del parto, el cuerpo de la mujer pasa por una serie de cambios. Aunque éstos pueden ser particularmente estresantes para las madres primerizas, la buena noticia es que la mayoría de ellos son pasajeros”.

El gran cambio

La primera manifestación de los cambios corporales en las primeras seis semanas del posparto son los loquios.

“Es muy común que las mujeres tengan un sangrado después del parto. Ésto se conoce como loquios y se presentan tanto en mujeres que tuvieron un parto vaginal, como en las que dieron a luz a través de una cesárea”, explica la doctora.

Y aunque el sangrado es muy parecido al flujo menstrual, éste está compuesto por sangre y los desechos del tejido de las paredes del útero.

“Por lo regular, [los loquios] pueden durar hasta cuatro o cinco semanas”, detalla la Dra. Loara. “Pero si perduran o hay algún cambio en su color u olor, hay que hacer pronto una cita con el ginecólogo ”.

Otros cambios

Alteración del sueño. “Según un informe de la Fundación Nacional del Sueño, el 76% de los padres reportan problemas de sueño tras la llegada de un bebé”, anota la galena.

Pero en la mayoría de los casos, las mujeres resultan siempre las más afectadas, no sólo por el brusco bajón que experimenta el nivel de la progesterona (hormona que ocasiona la fragmentación del sueño) al momento del parto, sino por los cambios que tienen que hacer las mamás para ajustarse al horario de lactancia del recién nacido.

Para evitar los problemas de insomnio, se recomienda tratar de dormir al mismo tiempo que el bebé.

Estreñimiento y hemorroides. Estos dos padecimientos son bastante comunes durante el tiempo posparto.

“Las hemorroides aparecen a causa de los esfuerzos que hace la mujer al momento del parto y el estreñimiento ocurre porque el intestino tarda unos días en retomar su ritmo”, explica la experta en ginecología.

El hacer ejercicio —como caminar o trotar a paso lento , por ejemplo—, beber mucha agua y seguir una dieta alta en fibra ayuda a lidiar con las molestias del estreñimiento.

Caída del cabello. Este es otro de los cambios físicos más comunes que se dan durante la etapa del también llamado puerperio.

“El incremento de estrógenos que se da durante el embarazo estimula el crecimiento del cabello”, explica la Dra. Loara. “Pero todo ese cabello que creció durante la gestación se empieza a caer en las primeras seis semanas después del parto, debido a que nuestras hormonas se vuelven a regularizar”.

Para contrarrestar esta molestia se aconseja seguir una dieta rica en vitaminas y minerales.

Sudoración excesiva. Algunas mujeres su quejan de experimentar sofocos o sudoración repentina. Esto ocurre por “los desajustes hormonales que se da durante el posparto”.

El amamantar también provoca cambios de temperatura del cuerpo en algunas mujeres, asegura la ginecóloga.

Para evitar estos sofocos temporales en las mujeres con recién nacidos o que están lactando, se recomienda usar ropa de algodón, tomar mucha agua y evitar permanecer en áreas con altas temperaturas.

Pezones agrietados. Muchas mujeres tienen problemas con los pezones al lactar. “Hay varias cosas que se pueden utilizar para evitar o sanar pezones agrietados”, explica la Dra. Loara. “Por ejemplo, la lanolina pura se vende especialmente para esto y se puede aplicar en los pezones después de cada toma. Algunas madres se aplican gasas de hidrogel que están hechas a base de agua o glicerina para humectar y proteger la piel”.

Las compresas de agua y sal también pueden ser curativas. Otro de los remedios efectivos es extraerse un poco de leche al final de cada toma, masajearla en cada pezón y dejar que se seque al aire libre.

Previous Ya le encontraron sustituto a Paul Stanley en 'Despierta America'
Next No imaginas lo que puedes limpiar con sal

Suggested Posts

Compartir este contenido o comentar

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.