Un día lluvioso para Roxana

UN DIA LLUVIOSO PARA ROXANA
Era una mañana fría y lluviosa de invierno, Roxana salía temprano a trabajar pero este día era un día no muy agradable para ella ni para el vecindario, pues en aquella zona sin pavimento el lodo era grueso y chicloso, a veces los zapatos se quedaban atrapados y era difícil caminar, la lluvia para esa colonia era un verdadero caos para autos y transeúntes. Aun así se dirigía con cuidado hacia la parada del autobús, por fin llegó, temblaba de frío por la baja temperatura, se movía de un lado a otro tratando de calentarse un poco,el tiempo pasaba y el tráfico lento le hacían desesperar, se acercó una chica Mariana, quien se encontraba en la misma fría situación, cruzaban miradas y con ellas podían conectar sus emociones. Roxana se puso detrás de un poste grande para resguardarse del viento.De repente a lo lejos ve venir el auto rojo de su novio su corazón empieza a latir fuerte de alegría y se encamina hacia el cuando el toca el claxon y hace señas a Mariana para que se suba, Mariana corre, entra en el auto y cierra fuertemente la puerta, Roxana se queda perpleja interpretando que Mariana debía ser la mujer con quien la engañaba, en un segundo sintió que se hundía en un profundo abismo, todas sus ilusiones y su alegría parecían caer a un precipicio, pensó jamás volverlo a ver,ni buscarlo, ni saber más de él pues aquel era el amor de su vida, en ese momento su novio le vio, bajó el vidrio del auto y le gritó: «Hey Roxana! Súbete te estás mojando mi hermana ya está arriba. Ella como en «shock » abrió lentamente la puerta y subió al carro. El después de abrazarla exclamó sonriendo: «Qué pena que se tengan que conocer bajo estas circunstancias, Mariana te presento a mi novia, Roxana ella es mi hermana».

A veces la mente nos puede traicionar con la rapidez que emite sus juicios e interpreta los hechos, es importante y es posible entrenar la mente y educarla para que no se estacione y decrete como cierto aquello de lo cual no tiene pruebas suficientes. Hay muchos sufrimientos que podrían evitarse.
La mente se puede entrenar a través de la atención continúa de nuestros pensamientos, mindfulness podría ser una muy buen herramienta.
Alguna vez te ha sucedido algo parecido a esta historia?
Te dejó alguna lección?

About Sandra Pelaez

Le puede interesar:

Metas a corto plazo para este 2018.

Psic. Arturo Miramontes