*Mujer Contra Mujer *

«Cabellos de oro por la cabeza de rojizo matiz, igual que dos palomas en un nido dobladas sus alas distante de los demás. Reposan en su cama de heno sin cortinas en el refugio de aquellas dos flores que unen sus tallos al amar. 

Luna y las estrellas les miraban donde el viento susurrante cantó para ellas en un abrazo invisible alrededor de su nido. Mejilla a mejilla y pecho contra pecho en su agitado respirar se profesaban su sentir alejadas de las miradas a vivir. 

Son dos rosas que se rozan con sus hojas, de rojizo color dulces en su perfume mecidas por el viento, dos mujeres que se dan la mano y su corazón. Se brindan por entero a solas sin nada que perder tras las manos va el resto de piel. 

Bajo la luz del sol un amor por ocultar en vestimentas que engañan sus miradas cómplices no se pueden ocultar. Aquella que en la desnudez no se puede ocultar lo que demostraban en una simple amistad. porque su corazón puede más. 

¿Que podría importar aquello que opinen los demás?, alzando su sentir al cielo quién detiene aquellas palomas al vuelo que las eleva desde el suelo al bien amar. Sentimientos incontrolables acarician alma y corazón que anida el amor. 

Oraciones que destierran las intolerancias de aquellos que no entienden lo que es amar, a Perpetua y Felicita cada noche les han de rezar que interceda ante el gran Patriarca del amor, que bendiga siempre aquella relación que las unió…»(Héctor Duran, Derechos Reservados, Chile) 

*Mujer Contra Mujer, Óleo de Ricardo Celma de Argentina *

 

Ricardo Celma de Argentina

About Sandra Pelaez

Le puede interesar:

*Cálidas Letras *

«Eres la concubina de la apofonía de mis emociones escritas entre cada verso que anhela …