LOS SANDOVAL


LOS SANDOVAL

Aaron y Christopher

Versatilidad y talento

Amor bien correspondido

con el público

BIOGRAFÍA

Todo tiene un porqué. Especialmente cuando se refiere a la música. Ese es el caso de Los Sandoval, el grupo cuya base la forman los hermanos Aaron y Christopher, quienes siempre tuvieron una vocación bien definida y nunca dudaron respecto a su pasión artística.

Herederos de un abuelo músico de conservatorio, que tocaba el piano, el violín y la guitarra, y nacidos en la ciudad de San Diego, California, ambos hermanos desarrollaron su gusto por la música porque la traían en la sangre y gracias a eso se fueron familiarizando con ella a medida que aprendían a tocar por sí solos, de puro oído, a tocar.

Aaron se especializó en el acordeón y muy eventualmente en la batería. Chris, por su parte, se quedó con la guitarra y el bajo sexto. “Las cuerdas son como las mujeres”, dice. “Si las tratas bien, son de maravilla”. Los dos cantan e incursionan en la composición solo “de vez en cuando como una locura inconclusa”. Esto se traduce en una serie de maquetas a medio terminar.

Desde que eran niños tuvieron una especial afición por el canto y todo tipo de música, incluyendo lo tradicional del sentir popular de México y su vertiente más rítmica y melódica en el estilo clásico norteño, el que corresponde a las juveniles tendencias actuales.

Discográficamente durante su carrera como solista Chris sacó un total de cuatro álbumes. Junto a su hermano Aaron y dentro de la nueva modalidad de lanzamientos digitales en plataformas de Internet han hecho diez canciones.

Un factor que siempre llamó la atención de ambos, ya unidos como Los Sandoval, ha sido ver la reacción del público considerándolos como sus artistas favoritos. “Eso es fascinante, sobre todo el aplauso con que se nos premia en cada show”, dicen.

En relación a esto mencionan lo que sucedió el año 2022 en Phoenix, Arizona: “Fue inolvidable. Antes de la pandemia ya nos habíamos presentado allí. Lo increíble fue comprobar que dos años después el público aún nos recordaba y estaban esperándonos. Nos emocionó. Fue sorprendente”. También han llevado su propuesta a Las Vegas, Nevada, dejando una excelente impresión en el público que los aplaudió en el Silver Nugget Hotel & Casino.

Una de las experiencias profesionales más interesantes de Los Sandoval consiste en haber grabado en Monterrey, Nuevo León, México, con Manuel y Alfonso Herrera Maldonado, nietos de Fernando Z. Maldonado, el autor de “Volver, Volver”.

Emotiva e inigualable en materia de vivencias se destaca, además, la presentación que hicieron en pleno campo en el Valle Central de California para entretener a cuadrillas de trabajadores agrícolas interpretándoles temas como “La Cosecha” y “Lupita Mi Amor” en sus propias versiones y motivándolos de tal manera que algunos terminaron bailando antes de reanudar su faena bajo el sol.

“Nuestra relación con la gente es como un amor bien correspondido. Lo más gratificante es cuando la gente corea alguna canción o la baila”, dicen. Son momentos que corresponden al porqué profundo de Los Sandoval. Está en  su origen, en su presente y en su futuro.

Sellando la unión artística de ambos hermanos, la trayectoria del grupo como tal se extiende por siete años después de que Chris abandonara su carrera de solista. “Iniciar esta nueva etapa juntos es un sueño convertido en realidad”, afirma Aaron. “Humildemente estamos echándole ganas y seguimos aprendiendo, porque uno nunca deja de aprender”.

Mientras tanto, siguen trabajando cada fin de semana en una agenda repleta de compromisos. Al mismo tiempo preparan repertorio, instrumentos y valijas para viajar próximamente a Monterrey, donde volverán a hacer equipo creativo con los hermanos Herrera Maldonado para grabar el nuevo arsenal de canciones, inéditas y ‘covers’, que presentarán en sus shows a partir del año 2023.

Lo concreto de su avance es que Aaron y Christopher tienen la categoría de verdaderos y versátiles profesionales, compositores, músicos y cantantes que pueden interpretar por igual cumbias, baladas, rancheras, corridos y, en general, lo que la gente les pida.

Esto último es muy importante. Pocos son los artistas que llegan a una presentación con un repertorio dispuesto a compartir su talento con el público de una manera tan abierta: “Aquí vamos. Avanzando

día a día”, dicen. “Porque sea quien sea y esté uno donde esté, cada show se guarda en el corazón. Un cantante es un servidor público. Nuestra misión y único objetivo es servir al pueblo. Darle lo mejor: eso somos Los Sandoval”.

Positivos y alegres porque siguen su avance, a modo de conclusión, subrayan que una de sus máximas emociones es sentir en vivo y en directo el cariño de la gente cuando, en compañía de sus músicos, se presentan en cualquier escenario… Este es otro de sus porqué.

 

 

Previous Una noche mágica e inolvidable EL GRAN RITUAL.
Next IVONNE GALAZ presenta hoy su sencillo “Vanessa Guillén”