Anthony Stokes: le niegan trasplante de corazón porque se portó mal

Su corazón está fallando. Si no recibe un trasplante, un corazón nuevo, morirá en pocos meses. Es una tragedia.

Doblemente, porque Anthony Stokes tiene solamente 15 años de edad.

Doblemente, porque su madre, Melencia Hamilton, recibió una notificación del Hospital de Niños de Atlanta, Georgia, en el que el nosocomio se niega incluso a colocarlo en la lista de espera para trasplantes.

El motivo: Anthony se portó mal. No tomó los remedios que le prescribieron los médicos, quienes le diagnosticaron un agrandamiento del corazón hace escasas cuatro semanas. No siguió el régimen médico que es imprescindible, obligatorio de seguir después del trasplante, para sobrevivirlo.

“Anthony no es un candidato para trasplante debido a que tiene antecedentes de incumplimiento,” dice la carta de rechazo del hospital.

En una entrevista con el programa Today de NBC, la Dra. Nieca Goldberg, cardióloga del Centro Médico Langone en Nueva York, dijo que “las investigaciones muestran que si uno no toma sus medicamentos para problemas del corazón antes del trasplante, es probable que no los tome después”.

Esto, a todas luces, tiene lógica. Los trasplantes de corazón son operaciones dificilísimas y carísimas. Y más importante aún: si los médicos saben que un paciente, por alguna razón, seguramente no sobrevivirá el trasplante, deberían preferir ceder su lugar a alguien con mejores perspectivas de supervivencia.

Pero no es éste el caso.

Los funcionarios médicos no sabían, ni tenían manera de saber si Anthony toma o no toma sus medicamentos, porque no tiene historia de enfermedades. Nunca los necesitó, dice su madre.

Lo que sí tiene es un prontuario de problemas con la ley. Cuando fue admitido al hospital llevaba un monitor policial en el tobillo: estaba bajo arresto domiciliario por una reciente pelea.

“Es solo un niño, un joven… va a cometer errores, pero creo que merece una segunda oportunidad”, dijo la madre en la entrevista.

Es solo un niño. Es un punto importante, porque además de todo, dice Art Caplan, director de medicina ética en el Centro Médico Langone, “los adolescentes son incumplidores casi por definición”.

El hospital se negó a comentar, amparándose en las leyes de privacidad de los pacientes. Pero una portavoz, Patty Gregory, dijo que “seguimos trabajando con esta familia y revisando todas las opciones de cuidado médico”.

About Paginas y Servicios

Visita www.paginasyservicios.com

Le puede interesar:

Inolvidables conciertos Alicia Villarreal

Alicia Villarreal ofreció exitosos conciertos en McAllen, San Antonio y Houston Esta semana, después de …