Una visión asertiva


En este camino de reinvención es recomendable para mejorar enormemente nuestras relaciones interpersonales, aumentar nuestra capacidad para poder tener una visión global de nuestro universo,  fundamental en la vida, además del análisis y toma de decisiones; entrenarnos en el movimiento de las diferentes posiciones por las que se puede uno desplazar.

Primera posición: Ver la vida desde mi, desde mi percepción, desde mi mundo, desde mis intereses personales.
Segunda posición: ponerte en los zapatos del otro, su historia, personalidad,…para tener una mejor comprensión de su actuar, posicionarnos de tal manera que encontremos motivos que faciliten la empatía, además del perdón y la compasión.
Tercera Posición: como un expectador, viendo la primera y segunda posición como un tercero, como público en una obra de teatro.
Te ayudaría a ver la vida de manera objetiva y sin prejuicios.
El amor es un extasis, es un encuentro con el otro, salir de ti mismo. Solo lo podrás lograr desarrollando estos movimientos internos. Vale la pena ponerlos en práctica, date la oportunidad  y el tiempo, tienes dentro de ti esos recursos, úsalos y tu mismo verás los resultados. Vamos, pongámonos en marcha.

Previous En Plaza Del Valle
Next Desarrollo de la inteligencia espiritual 1

Compartir este contenido o comentar