Trabajo de ama de casa: no tan simple como parece


Los debates en torno a las ventajas y desventajas de las madres que salen a trabajar fuera de casa y quienes lo hacen en el hogar no son nuevos.

A la decisión personal de cada mujer se le suman cuestiones financieras, sociales y culturales que pesan a la hora de postergar o renunciar a una carrera profesional.La brecha de salarios basada exclusivamente en el género del trabajador, por ejemplo, es un factor que hace que muchas mujeres prefieran quedarse en casa. Según información del Instituto de Investigación de Políticas de la Mujer, en 2013 la brecha de los salarios entre hombres y mujeres fue del 22%.A pesar de que las mujeres representan casi la mitad de la fuerza laboral y obtienen más títulos universitarios que sus pares masculinos, aún ganan 78 centavos por cada dólarque gana un hombre haciendo exactamente el mismo trabajo, e incluso con menos calificaciones y estudios. La disparidad salarial aumenta en los casos de mujeres de color y de mayor edad.Como resultado de esta desigualdad, cuando uno de los miembros de la pareja debe renunciar a su carrera para cuidar a la familia, es generalmente la mujer quien lo hace, por la simple razón de que gana menos que su esposo. Otro motivo económico que influye en la decisión de las mujeres de trabajar en el hogar es el estancamiento de los sueldos. Si bien la economía ha mejorado considerablemente desde la Gran Recesión de 2008, los salarios han permanecido igual, mientras que los precios han aumentado. Cuando la diferencia entre el salario y el costo del cuidado para niños es poca, muchas madres encuentran más conveniente renunciar a su trabajo y quedarse en el hogar.

Should I Stay or Should I Go

Hay mujeres que desearían quedarse en su hogar cuidando de los suyos, pero sienten que la falta de un salario las haría muy dependientes de su marido.

Si estás considerando, ya sea la posibilidad de salir a trabajar fuera de casa, o renunciar a tu empleo, necesitas pesar realísticamente los beneficios y costos de ambas opciones, para tomar una decisión informada.* En primer lugar, debes calcular los gastos. Si decides salir a trabajar fuera de casa, no sólo debes considerar el costo del cuidado de los niños, sino otros gastos “escondidos”, que a la larga podrían hacer que termines “pagando” por trabajar. Algunos de estos gastos incluyen la ropa de oficina que debes comprar para verte profesional y el gasto de comer en restaurantes cuando no tienes tiempo para prepararte el almuerzo, o hacer la cena para los niños. No olvides incluir los gastos de transporte para ir y volver del trabajo.* Lo mejor de los dos mundos. Si descubres que salir a trabajar no es financieramente productivo, aun puedes ganar dinero sin tener que salir de casa.- Considera opciones como la venta directa de productos del tipo de Avon, o Tupperware, entre muchos otros.- Si tienes niños pequeños, también puedes ofrecer tus servicios como niñera. Para conocer los requisitos para convertir tu hogar en una guardería, visita el sitio childcare.org.* Descubre tus habilidades y haz dinero haciendo lo que te gusta:- Si te gusta escribir puedes monetarizar tu experiencia de madre en un blog. En la actualidad, es posible ganar dinero compartiendo tus experiencias únicas en la internet.– ¿Te gusta cocinar? Considera preparar comidas caseras para vender.- ¿Tienes habilidad para los números? Aprovecha la temporada de impuestos para ofrecer tus servicios a amigos y conocidos.

Amas de casa en cifras

Según información del Instituto de investigación Pew, la tendencia de mujeres que trabajan en el hogar fue en descenso entre 1970 y 2000, y en aumento desde 2000 hasta 2012.

* Las madres hispanas con el 38% y las asiáticas con el 36% son las que más se quedan en la casa, comparadas con las madres caucásicas (26%) y las afroamericanas (27%).* Entre aquellas madres que trabajan en su hogar, la mayoría son mujeres casadas con un marido que trabaja.* En 2012, el 40% de las madres inmigrantes se quedaron en el hogar cuidando a sus hijos.

https://www.youtube.com/watch?v=0cMuX3kgWzg
Previous ¡Qué dolor de cuello!
Next Semillas de papaya para adelgazar

Suggested Posts

Compartir este contenido o comentar

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.