Tiroteo en edificio del Navy en Washington: muertos y heridos


El atacante muerto en el ataque a la sede naval de Estados Unidos era Aaron Alexis, un hombre de 34 años de edad, oriundo de Fort Worth, Texas, que recientemente había comenzado a trabajar en el edificio y utilizó la identificación de un exempleado de la sede naval, dijo NBC esta tarde.

Alexis fue arrestado en septiembre del año pasado por haber disparado un arma de fuego en su domicilio, mientras, dijo, «estaba limpiando el arma». Sin embargo, no se presentaron cargos en su contra.

Más sobre Aaron Alexis aquí.

La cantidad de víctimas fatales del ataque ha ido en aumento a medida que se aclaraba la situación y se dilucidaba la suerte de algunos heridos. Así, las cadenas NBC y FoxNews mencionaron catorce muertos, incluyendo al atacante; el New York Times 13 y el alcalde y la jefa de Policía de Washington DC, dijeron que de 12 muertos fue el saldo del ataque en la sede central de la Marina de Guerra de Estados Unidos en Washington DC, , a tres escasas millas de la Casa Blanca, en la sede central de la Marina de guerra de Estados Unidos – que alberga a al menos 3,000 empleados – un evento clasificado por el Presidente Obama como «otro ataque masivo» (mass shooting), que seguía desarrollándose en un ambiente de caos e incertidumbre.

El atacante llegó con dos armas y se hizo también de la pistola de un agente de seguridad, quien fue el primero que mató.

No hay motivo de pensar que fue un ataque terrorista, insistieron las autoridades. Sin embargo, dijeron que las búsquedas de otros posibles sospechosos durarían al menos dos horas más, es decir, hasta las 4 PM hora del Este. La evidencia apuntaba a que se trataba de una matanza premeditada llevada a cabo por un sólo individuo.

Más de 100 vehículos de las fuerzas de seguridad y personal médico, incluyendo la FBI, los Marshalls, el Navy, el ejército, el Servicio Secreto y una unidad selecta del ATF – la administración federal de Armas y Tabaco – se amontonaban cerca del lugar de los acontecimientos, amén de decenas de unidades móviles de los medios de comunicación.

Se calculaba alrededor de tres a cuatro, pero no se habían dado números definitivos al respecto. Varios de los heridos fallecieron consecuencia de las heridas sufridas.

Entre otras cosas duró por horas la incertidumbre respecto a la cantidad de atacantes, lo que significaría la diferencia entre el acto de un suicida, posiblemente interno, o tres, lo que indicaría un acto de terrorismo premeditado, sea externo o interno. Finalmente se confirmó que fue una sola persona quien mató a 12. Sin embargo y pese a la evidencia en tal sentido, alrededor de las 6 pm hora del Este la policía de Washington alertó a quienes circulaban en la cercanía de la sede naval que se alejasen hasta que no se aclarara la cuestión de otros participantes del ataque de manera definitiva.
Comenzaron también las críticas al gobierno y expresiones de incredulidad porque una sola persona, un civil armado, logró entrar a un establecimiento militar de gran importancia y durante un prolongado lapso disparar contra personas indefensas.

En caso de esta última opción – de que se hubiese tratado de un acto terrorista – se recordó que escasos cinco días atrás, cuando se señalaron 12 años de los ataques del 11 de septiembre de 2001, los líderes sobrevivientes de Al Qaeda, encabezados por Ayman al Zawahiri, amenazaron con un nuevo ataque en el corazón de Estados Unidos.

En conferencia de prensa a las 12:16 p.m. (ET) se había dicho que fueron posiblemente tres pistoleros los que abrieron fuego contra la sede principal del Navy en D.C.

Contribuía a esa última teoría los rumores de que el atacante sabía a quién quería matar, lo que incrementaba la posibilidad de que se trataba de una «vendetta» personal.

Así, la jefa de policía metropolitana, Cathy Lanier explicó al mediodía del Este que uno de los supuestos sospechosos es un hombre de la raza negra, de unos 50 años, quien vestía uniforme militar y que tiene un arma de alto calibre. El otro supuesto atacante es de la raza blanca y también vestía uniforme militar. Sin embargo, ambos supuestos sospechosos fueron sobreseídos posteriormente.

Varias organizaciones mediáticas identificaron ya temprano al pistolero muerto erróneamente como un agente de seguridad, al hallarse un carné de identidad cerca de su cuerpo. Sin embargo, se confirmó que el documento de identidad fue lo que posibilitó al atacante entrar al edificio militar.

Alrededor de las 2 de la tarde nueve escuelas – ocho públicas y una privada – en la zona, permanecían bajo llave para la protección de los niños que allí se encontraban. Solo paulatinamente se dejó salir a los niños de las escuelas y a los empleados de la sede naval.

El U.S. Navy en su cuenta de Twitter publicó que «se han confirmado varios heridos y que hay muertos».

Previous Canelo Alvarez llora porque perdio contra Mayweather en la pelea del siglo(VIDEO)
Next Confirman 13 muertos en tiroteo en Washington

Compartir este contenido o comentar