Siete muertos en barrio hispano en Florida


En un edificio de apartamento de Hialeah en Miami-Dade, un hombre de origen hispano dio muerte a seis personas también hispanas en una tragedia para la que aún buscan explicaciones.

La consternación aún reina en el condado de Miami-Dade, en el sur de Florida, después de que un hombre de origen hispano que fue identificado como Pedro Alberto Vargas de 42 años, incendiara su apartamento y diera muerte a seis personas también de origen hispano, antes de ser abatido por las fuerzas especiales del SWAT.

Tragedia con lazos
en Latinoamérica
Los medios de prensa del sur de la Florida como el Miami Herald y el diario Sun Sentinel identifican a las víctimas y destacan sus lazos con Latinoamérica.

El gerente del edificio y a su esposa eran Italo Pisciottis de 78 años y su esposa, Camira  68, originarios de Colombia, quienes estaban a cargo del edificio desde hace 20 años.

Los Pisciottis estaban cuidando a su nieta de 9 años, según informa el Herald, y hacía pocos días había regresado de un viaje donde habían celebrado sus 30 años de casado.

Carlos Javier Gavilánez, tenía 33 años según dijeron sus amigos al Herald, -sus padres y otros familiares son originarios de Ecuador- y había ido a buscar a su hijo a una clase deportiva cuando fue alcanzado por los disparos de Vargas en plena calle.

En el caso de Merly Sophia Niebles de 51 años, los abuelos paternos de su hija dicen que ella era originaria de Colombia, y fue asesinada en su apartamento junto a su hija de 17 años Priscilla Pérez y quien sería la pareja de Niebles, Patricio Simono.

Hialeah se encuentra en el condado de Miami Dade, y cuenta con una población de 230 mil habitantes, la mayoría de origen cubano.

La situación que se extendió desde la noche del viernes hasta el sábado, incluyó una crisis de rehenes cuando Vargas después de correr por el edificio donde transcurrió la dramática escena, tomó a dos personas como escudos humanos.

Posteriormente el portavoz de la policía, Carl Zogby dijo que el atacante «está muerto y ya no podrá hacer daño a nadie más».

El incidente del que aún se buscan explicaciones, comenzó el viernes a las 6:30 de la tarde cuando el atacante, tras incendiar su apartamento dio muerte a balazos a Italo Pisciottis de 78 años y su esposa, Camira  68, quienes, tras llamar a los bomberos golpearon a la puerta del apartamento del 5to piso donde vivía Vargas con su madre.

Tras el primer ataque Vargas salió al balcón desde donde comenzó a disparar contra los bomberos que llegaban y dio muerte  Carlos Javier Gavilánez.

Seguidamente, y ya totalmente fuera de si bajó al tercer piso e irrumpió por la fuera en un apartamento donde dio muerte a sus tres ocupantes, Merly Niebles de 51 años, su hija Priscilla Pérez de 17, y quien se presume que era la pareja de Niebles, Patricio Simono de 64 años.

Finalmente Vargas regresó al 5to piso disparando en todas direcciones y tomó a dos personas como rehenes en otro apartamento. Las negociaciones que se extendieron hasta las 2:30 de la madrugada no llegaron a ningñun resultado por lo que el equipo de Swat ingresó al apartamento y dio muerte al atacante.

Previous Francisco lleva la JMJ a la cuna de Juan Pablo II
Next La Familia De Emanuel

Compartir este contenido o comentar