Ser piloto de autobús en Guatemala es el trabajo más arriesgado en el mundo


El diario británico The Sun asegura en su edición de hoy que ser piloto de autobús en Guatemala es el trabajo más arriesgado en el mundo, al colocarlo en el primer lugar de las labores más peligrosas en el 2013.

Manejar un autobús en la capital gana en peligro a ser un policía en México —puesto 10—, un experto desactivador de bombas —casilla seis— o trabajar como periodista en Siria —posición cinco—.

Las razones por las que la labor de piloto es arriesgada, explica la publicación, es que durante los primeros dos meses del año la tasa de asesinatos de conductores fue de uno diario.

Según el rotativo, el temor que causa en los pilotos se debe a que de unos 900 asesinatos que han ocurrido durante seis años, solo el 5 por ciento ha sido resuelto por las autoridades, por lo que muchos optan por dejar el trabajo.

Los conductores, sigue la publicación, están expuestos al no pagar la extorsión que exigen los pandilleros, dinero que cobran a unas 10 mil unidades de transporte colectivo.

Entre otros trabajos peligrosos se menciona ser minero en China y piloto de una aerolínea comercial rusa.

Previous DEA indemniza a joven olvidado en celda
Next EXPOMUEBLE: Sector de muebles y productos forestales guatemalteco recupera el mercado de EEUU

Compartir este contenido o comentar