señales de que algo está pasando con él o ella y que no es con su consentimiento.


La existencia de un indicador no necesariamente significa que, un niño, un adulto haya sido víctima de abuso sexual. Es importante Además tomar en cuenta  que, los indicadores de abuso sexual pueden variar en gran medida de una persona a otra.

La existencia de una de estas señales no significa que una persona haya sido víctima de abuso sexual, pero la presencia de varias sugiere que usted debe hacer su propia investigación por ejemplo: comenzar a hacer preguntas y considerar buscar ayuda.

A continuación le muestro algunos de los comportamientos que posiblemente observe en un niño. Un adolecente o en un adulto que está siendo víctima de abuso sexual.

  • Desde un tiempo resiente. Tiene pesadillas u otros problemas para dormir sin ninguna explicación.
  • Ahora parece distraído o distante en diferentes momentos.
  • Presenta un cambio o varios cambios repentinos en sus hábitos alimenticios.
  • Se rehúsa a comer y come demasiado.
  • Pierde o aumenta radicalmente su peso.
  • Tiene problemas para tragar, o masticar incluso para hablar fluidamente.
  • En un tiempo resiente también presenta cambios repentinos en su estado de ánimo: como furia, miedo, inseguridad o retraimiento
  • Hace preguntas o Da “señales” que dan pie a iniciar una conversación sobre temas sexuales.
  • Ahora o casi siempre desarrolla un miedo inusual o nuevo en relación con ciertos lugares o personas.
  • Se rehúsa o trata de hablar acerca de un secreto compartido con un adulto o niño mayor.
  • Escribe frases, dibuja figuras extrañas, juega o sueña con imágenes atemorizantes o sexuales.
  • Habla de un nuevo amigo mayor. O de algún familiar en especial.
  • Super importante ver si de repente, tiene dinero, juguetes u otros regalos sin motivo alguno y que no se los han dado ustedes.
  • Piensa que es repulsivo(a), sucio(a) o malo(a), o considera que su cuerpo lo es y su estima está muy baja.
  • Exhibe conocimiento, o utiliza palabras o comportamientos sexuales semejantes a los de un adulto.

En los adolecentes es importante agregar otras señales de que algo está pasando con él o ella y que no es con su consentimiento.

  • Se auto lástima (se hace cortes en el cuerpo, se provoca quemaduras)
  • abandona su higiene personal
  • inicia un uso y abuso de drogas y alcohol
  • Promiscuidad sexual
  • Huye del hogar
  • Depresión, ansiedad
  • Intentos de suicidios
Previous ¡Tú! mirada no es la misma.
Next #YEI el artista perfecto…

Suggested Posts

Compartir este contenido o comentar

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.