¡Plena luz a obscuras!


¡Plena luz a obscuras!
Si alguna vez al buscarme en tu Mirada, te hice daño te pido perdón, no te imaginas cuanta luz me das en plena obscuridad. Gracias a tu amor. Gracias por tu paciencia. Gracias por su perseverancia.
Sé que has cambiado tu forma de pensar sobre mí, y lo comprendo, recuerda que el amor tiene cosas inimaginables, sé que he cometido muchos errores. Los acepto y los enfrento casi sin fuerza pero es necesario. Sé que tu voluntad ha sucumbido ante todo lo sucedido. Lo comprendo han sido muchas las batallas enfrentadas y ha ganado creo el egoísmo de alguna persona mal intencionada, que con falsa sonrisas, con falsas promesas hoy cambia el rumbo de nuestras vidas, haciendo escapar los pocos momentos maravillosos que juntos vivimos.
Sé que algún día volverás a vivir, alguna noche en la que recordaras mas los momentos felices, que en su tiempo compartimos, se que entonces comprenderás muchas cosas. Por lo pronto me conformo de disfrutar tu luz ¡porque! con ella me llenas del calor del sol de cada día, en mis mejillas se refleja solo sonrisas, Gracias a ti… gracias a tus detalles, gracias a tus cuidos, no tengo secretos después de sentir el verdadero amor, junto a tu ser, no tengo nombre, quizás mi nombre  siempre fue soledad, en verdad no lo sé, quizás sea enamorada ¡porque! junto a ti conocí la felicidad. Y vivo la esperanza de sentirme plena y amada.
¡Tanto! temí enamorarme ¡pero! me enamore de ti y fue como dormir en una tarde solitaria y despertar frente al horizonte sabiendo exactamente hacia donde quiero ir. Con tu luz iluminas mi día y mi alma, las noches no son obscuras nunca más, están llenas de luz tu luz.
Las nostalgias del ayer se quedaron ¡ahí! en el ayer, hoy que a obscuras me encuentro, veo en la distancia una pequeña luz y me da fe y esperanza. Gracias por estar junto a mí siempre.
Camino las calles buscándote, respirando tu perfume, recorro cada rincón en donde juntos bajo la luz de la luna nos prometimos amarnos toda la vida. Siempre estás ahí, me motiva tanto saberte vivo lleno de ilusión.
Bebo el agua de lo prohibido sabiéndote mío, me sumerjo en lo profundo del mar, caminando sobre el agua sabiendo que puedo caer, pero me aferro a tu amor, me aferro a la esperanza… de que podre vivir, un día a la vez y vivirla junto a ti.
Sé que he intentado vivir sin ti, han sido muchos los días que siento caer hasta el fondo del mar y me vuelves a rescatar de esa eterna aflicción, con eso cada día, comprendo que te has robado mi corazón y ahora vivo gracias a ti. Tengo una forma rara de expresar mi amor, pero te amo, a mi manera quizás la más ilógica ¡pero! así soy yo de complicada.
Acá con la luz apagada, aun puedo escuchar tu voz, como dulce melodía y me da fuerza para despertar cada día escuchando tus palabras… como melodía, diciéndome cuanto tengo por vivir. Gracias por ese amor y esa luz que compartes conmigo cada día.
Por mucho tiempo fuiste lo prohibido, al temor del qué dirán, tanto fue así que me perdí en este castigo terrenal de vivir sin ti. Soy la aventura de pecado… ante todos, soy esa que roba besos, de los que no se puede comentar, en realidad a esta altura de mi vida que más da. Solo quiero vivir.
Contigo se me enamora el alma, contigo la leña del árbol de mis sentimientos prende fuego y quema cualquier temor al amar. Bailo contigo como enajenada de la vida y aunque este en la más obscura de las noches siempre la llenas de luz.
Gracias por no renunciar a mí.
Tu siempre tu a Plena Luz a obscuras.
Sandra Peláez
curandoelalma@hotmail.com

Previous Este año el invierno no arruinará mi pelo
Next *Hadas de los Sueños Nocturnos*

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.