Numerología. La energía del año 2014


Año 2014: 2 + 0 + 1 + 4 = 7

Cada año posee una vibración numérica particular, que nos brinda claves sobre el panorama general que nos aguarda. Así como el año 2013 (6) fue un año de nuevos comienzos, de generar espacios de pertenencia, el 2014 será un año muy especial, bajo la mágica influencia del número 7.

Pensemos en las innumerables referencias al número 7. El Génesis nos dice que el mundo fue creado en siete días. Son siete los días que tiene la semana. Siete los astros que pueden verse a simple vista: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Luna, Sol. Son siete los chakras, órganos del cuerpo energético.

¿Más referencias? Siete las notas musicales, los colores del arco iris, los pecados capitales, las maravillas del mundo… las palabras de Cristo en la cruz: “Padre, perdónalos, no saben lo que hacen”.

El número siete regula todo lo relacionado con la vida, actúa de una manera sabia para que todo se desarrolle en su respectivo orden. El año 2014 está asociado a Libra, el único signo que está representado por un objeto, la balanza. Eso nos remite al equilibrio entre los componentes del todo, y nos invita a vivir en paz y armonía. Será tiempo entonces, de dejar hábitos o relaciones que no son convenientes, también para determinar qué queremos cambiar en nuestra vida, o mejorar.

La influencia de Libra también enriquecerá los sentimientos. La vida amorosa, los afectos, jugarán un rol importante durante este período. Muchos se darán cuenta que el tesoro más grande está delante de sus ojos y lo valorarán mucho más, otros, encontrarán el amor de su vida.

El número 7 representa la conexión con lo etéreo, la búsqueda espiritual, la auto-observación, el perfeccionamiento interior, la mirada hacia el futuro y la capacidad de conectarse con lo divino a nivel energético.

En el Tarot, el Arcano que representa al 7 es El Carro. Su representación es un joven conduciendo una carroza tirada por caballos, mientras se aleja de su lugar natal. El muchacho está protegido por una armadura, es un guerrero que ha tomado una decisión y busca su camino. Este Arcano reafirma la necesidad de buscar un camino y criterio propios, mirando hacia el futuro, buscando el progreso, rompiendo con viejos hábitos.

La energía del año 2014, será el catalizador que permita sintonizar con lo verdaderamente genuino, con la necesidad de romper con todo lo establecido, no por algún conflicto, sino por haber llegado a la conclusión que esa estructura no representa, y no expresa lo que se siente en el interior.

Previous Cómo iniciar una dieta exitosa
Next Confirman riesgo de "textear" al timón

Compartir este contenido o comentar