Nuevo escándalo de la CIA


Un estadounidense que desapareció hace casi siete años en Irán estaba trabajando para la CIA como parte de una misión no autorizada de recolección de información de inteligencia, reveló una investigación de The Associated Press.

Cuando dentro del gobierno se supo de la misión, se produjo uno de los escándalos más graves en la historia reciente de la CIA, pero todo en secreto.

El agente jubilado del FBI Robert Levinson se desvaneció en marzo de 2007 en la isla iraní de Kish. Durante años, el gobierno de Estados Unidos lo describió como un ciudadano que realizó un viaje de negocios privado.

«Robert Levinson desapareció durante un viaje de negocios a la isla Kish», informó la Casa Blanca el mes pasado.

Pero esa era la tapadera.

La investigación de The Associated Press mostró que en una extraordinaria violación a las normas, un equipo de analistas de la CIA sin autoridad para realizar operaciones de espionaje le pagó a Levinson para recabar información de inteligencia. El analista desapareció cuando investigaba al régimen iraní para el gobierno estadounidense.

En respuesta, tres analistas fueron despedidos ??y otros siete fueron sancionados. La CIA le pagó a la familia de Levinson 2,5 millones de dólares para adelantarse a la posibilidad de una demanda reveladora. La agencia también reescribió sus normas que restringen cómo los analistas deben trabajar con terceros.

Previous DESCUBREN UNA TUMBA EN MÉXICO CON DECENAS DE CRÁNEOS ALARGADOS
Next Sorpresas en los Globos de Oro

Compartir este contenido o comentar