Muere niño de Florida invadido por parásito cerebral


Zachary Reyna, el niño de Miami que se debatía entre la vida y la muerte en un hospital del sur de Florida falleció este sábado después que contrajo un letal parásito que se le alojó en el cerebro. Con este incidente, se sumó otro caso reportado en el país en menos de un mes, reportó CNN.

Otra niña en Arkansas contrajo la misma infección cuando nadaba en un parque natural acuático, informó Noticiero Univision.

El pequeño que perdió su batalla con la vida cursaba el séptimo grado, y se encontraba en el Miami Children Hospital en condición crítica.

En Facebook, la familia del pequeño informó que las 1:54 de la tarde murió Zac[como le llamaban] y que será mantenido en condiciones especiales en el Miami Children Hospital para que sus familiares y amigos puedan despedirse del estudiante de séptimo grado este domingo 25 de agosto de las 9am hasta las 9 pm.

La mortal enfermedad fue provocada por una ameba microscópica identificada como Naegleria Fowleri, la cual penetra al cuerpo a través de la nariz para alojarse finalmente en el cerebro y causar allí un daño irreversible, según los expertos médicos.

Contagiarse es difícil, de hecho las estadísticas demuestran que sólo 128 personas han sido infectadas en Estados Unidos desde 1962, sin embargo sólo una ha logrado sobrevivir.

El doctor Juan Rivera, corresponsal médico principal, explicó a Noticiero Univisionque «la ameba se encuentra generalmente en fondos de lagos y sucede en ocasiones raras que cuando la persona está nadando puede entrar a través de la nariz y así infecta el cerebro […] Ocurre raramente pero cuando ocurre tiene un grado de mortalidad significativo.

Este tipo de parásito es común que ataque a personas que han estado nadando en aguas cálidas como lagos, ríos o fuentes, se recomienda que si es habitual la práctica en estos lugares se use protector para la nariz.

«La infección es una de las más severas que pueden existir y el 99 por ciento de las personas muere», explicó el doctor Dirk Haselow del Departamento de Salud de Arkansas a WMCTV, afiliada de CNN.

En el último año, el parásito ha matado a seis niños y jóvenes en Estados Unidos; una cifra que no parece alarmante, pero que supera con creces la media de casos registrados hasta el momento (de 1995 a 2004 se dataron 23 víctimas).

Previous EE.UU. celebra memorable marcha
Next Leonardo DiCaprio: 10 recuerdos de sus días de gloria (FOTOS)

Compartir este contenido o comentar