“Deseo ejercer mi derecho a guardar silencio y no contestar preguntas. Solicito comunicarme inmediatamente con mi abogado”, se lee en la tarjeta que latinos usan para defenderse de las redadas de migración en Estados Unidos.

La tarjeta, escrita en español e inglés y compartida a través de redes sociales, es uno de los métodos ideados por las organizaciones que defienden a los migrantes en suelo estadounidense.

Desde los primeros días de 2016, comunidades hispanoamericanas en Estados Unidos y medios de comunicación locales denuncian una serie de redadas por parte de agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

De hecho, los operativos ya pusieron en alerta a autoridades centroamericanas que expresaron su preocupación.

  • Con la tarjeta, cualquier involucrado en un operativo del ICE no tiene la necesidad de abrir su puerta a no ser que tenga una orden de arresto firmada por el juez.

 

Los migrantes pueden pasar la tarjeta por debajo de sus puertas para notificar a los agentes que no brindarán ninguna información ni firmarán ningún papel sin la presencia de un abogado.

Mexicanos, guatemaltecos y bolivianos, entre otras comunidades de migrantes, aprovecharon grupos de Facebook para distribuir la tarjeta de manera masiva.

“Conoce tus derechos”

Las campañas de organizaciones que defienden a migrantes, sean legales o ilegales, parten del principio que todas las personas que se encuentran en territorio de Estados Unidos tienen derechos.

 

Al igual que la tarjeta para entregar a los agentes de migración, afiches e incluso memes en Facebook hacen énfasis en las opciones que tienen los ciudadanos en caso de una redada.

El vocero del Centro Autónomo de Chicago, una organización de apoyo a los migrantes, explicó a BBC Mundo que además de la socialización de información útil por internet, en los siguientes fines de semana se realizarán talleres y visitas puerta a puerta en barrios latinos para informar a sus habitantes sobre qué hacer en caso de ser víctima de una redada.

El Centro Autónomo también utiliza sus redes sociales para alertar a los vecinos en Chicago de los lugares donde se están realizando operativos de migración.

Mientras tanto, Organized Communities Against Deportations, OCAD, (Comunidades organizadas contra las deportaciones) abrió una línea telefónica para asesorar y auxiliar a familias que sufren una redada en ese momento.

“No dejemos que ICE aterrorice a la comunidad”, señala el comunicado de la organización.