¡La pasión no te deja ver!

Una vez más me entre en una lucha constante con alguien que ni conozco ¡pero! sé que es una amenaza inminente para que mi pareja me deje y me vuelva a quedar en esta soledad en la que vivo y que ahora gracias a él, no vivo más sé que le he fallado a una amiga.

Lo sé pero esta pasión es más grande que la cordura. Sé que muchos ven lo que realmente está pasando ¡aunque! Trato de disimular frente a mi amiga. Que estoy con su esposo.

Cada día cometo más errores, pero esta desesperación de verlo cada día más interesado en su ex me hace.

Muy desconfiada y me he dedicado a atacarla sin conocerla. Le he creído todo a él incluso a ella, todo lo que me dicen de ella me muestra que es un moustró.

Y también me pregunto si yo soy un moustró también por estar fallando a una amistad, aunque creo la pasión es más fuerte que la amistad.

Creo que ella mi amiga… no lo ama, porque hoy he visto varias cosas que yo he compartido y creo que si yo fuera la esposa ya hubiera hecho algo.

Creo que ella tiene a alguien más y por eso no le importa lo que nosotros mostremos. Por eso creo que la verdadera enemiga es la ex.

“ciega por la pasión”

Lamento no decirte amiga ¡porque no te conozco! pero si conozco tu dolor, reconozco el repudio que sientes por la ex ¡porque! sabes que es muy importante para él.

Más que la esposa…ella le dio mucho más de lo que el merece. Ahora eres tu una más entre tantas que presume tener, lamento decepcionarte pero no eres la primera… menos serás la última. La pasión que hoy te aprisiona no te deja ver el dolor que causas, no te permite ver como tus hijos ven lo que haces, no te permite ver que la que tiene su dignidad por el piso eres tú.

Hoy te sientes muy segura de ti y hasta de esa pasión porque no es amor, mientras le sirvas estarás ahí, luego tu autoestima estará por el suelo.

Suele suceder en estos casos, suele suceder que peleas por alguien que no es tuyo, porque nadie es de nadie y al final te quedas sin nada y sin nadie.

El dolor, la inseguridad te hace hacer cosas que solo te perjudican a ti.

Detente en esa guerra en la que pierde de cualquier manera eres tú, tú tienes el problema en tu vida, tú tienes la pasión en tu cama, tú tienes el odio en tu alma, solamente tú.

La ex o las ex o las otras ¡ahora! están libres de ese ser que solo deja soledad, vergüenza a su paso.

Tú mereces recoger tu dignidad antes que sea demasiado tarde.

 

Pronto tu será la Ex y serás parte del pasado ya casi termina contigo también, estas llegando a un punto que ya no le eres útil.

Por eso detente, respira, mira con los ojos, investiga la verdadera procedencia de todo y encontraras más respuestas y verdad.

Abre los ojos del alma y valórate.

Mírate estas mal, tu cuerpo está reteniendo líquidos, tu cuerpo está mal atendido, hasta subido de peso, tienes ojeras por la falta de reposo, mira hasta tu cabello se ve maltratado, sobre todo mira tu casa mira a tus hijos ellos realmente te aman.

Te has convertido en su sombra y tú tienes luz propia. Te has convertido en el verdugo de la Ex por esa pasión que no te deja ver. Despierta

A propósito a esos que llamas amigos, también revalora esas amistades porque no es buen amigo quien te anima a que te pongas en mal en público.

Atentamente:

Sandra L Peláez Juárez

www.acariciamesp.com

curandoelalma@hotmail.com