La comunicación


LA COMUNICACIÓN
El verdadero encuentro entre los seres humanos no sólo es uno de los mejores antidepresivos que existen, sino que además prolonga la vida.
Las personas que tienen una red de personas que les quieren y que se ocupan de ellas, una serie de personas que sienten que les apoyan en momentos de máxima dificultad, no experimentan la reducción en los niveles de telomerasa. El telómero se encuentra dentro del cromosoma y tiene la función de evitar que el
Cromosoma se desfleque ya que si esto sucede la vida del cromosoma se reduce, y por lo tanto la persona envejece más rápidamente. Lo interesante es que se ha visto que hay menores niveles de telomerasa en aquellas personas que están atrapadas en estados de ánimo disfuncionales. Por eso, algunas de nuestras identidades impostoras generan activamente estados de ánimo que merman severamente la salud, favorecen el envejecimiento y predisponen a la enfermedad.
Tal vez a la vista de estos datos, la comunicación pueda retomar el papel en nuestra vida que nunca tendría que haber perdido.
Dr. Mario Alonso Puig
Reinventarse
286

Previous Entrevista a M. Teresa de Calcuta
Next Pensamientos de la Madre Teresa de Calcuta

Compartir este contenido o comentar