Guatemalteca Regala 100 vestidos en Navidad


Guatemalteca ofrece a niños lo que ella no tuvo en esta época.

Durante su niñez, Alis Trujillo pocas veces estrenó un vestido nuevo o recibió regalos para Navidad. Por eso trata de llevar a otros un poco de esa alegría que ella no conoció.
Este año ha donado 100 vestidos para un evento denominado «Una Navidad en Guate», que se celebrará este jueves 19 de diciembre, de 5:00 a 7:00 p.m., en la sede del Consulado de Guatemala en Los Ángeles.
La finalidad del evento es traerle al guatemalteco —que no puede ir en estas fechas— un pedacito de su tierra y «que recuerde la Navidad como en Guate», dijo el cónsul general de este país en Los Ángeles, Pablo García Sáenz.
«Nunca supe que existían Santa Claus ni los Reyes Magos. Nunca llegaron al pueblecito de donde yo era», dijo Trujillo, quien lleva más de 20 años viviendo en Los Ángeles. «Eso es lo que me mueve a hacer lo que hago en estos tiempos o cuando tengo la posibilidad porque Dios me ha regalado mucho y trato de compartir con los niños. Una sonrisa en la cara de los niños no tiene precio».
Desde hace unos ocho años, Trujillo ayuda a los habitantes de San Nicolás y Sanzuela, en el Departamento de Zacapa. Con el dinero que obtiene de su trabajo como peluquera en su propio salón de belleza y donaciones de personas que han conocido su labor, se las ingenia para enviar cargamentos con juguetes, ropa y otros materiales necesitados en su pueblo.
«Andábamos de pequeños sin nada en los pies y ya mas grandecitos de vez en cuando nos poníamos zapatos, como el 15 de septiembre», recordó Trujillo. Gracias a su labor, ella ha «tenido el privilegio de ver que alguien se ponga por primera vez un par de zapatos».
Trujillo también ayuda con dinero a los ancianos o personas enfermas de su comunidad. «Si alguien necesita medicina en mi pueblo, le digo a mi mamá que vaya y la compre, porque para mí no ha importado que sea un niño, joven o grande. Se le da la ayuda cuando se puede y se necesita», expresó.
Además de ayudar a los residentes de su pueblo, Trujillo también ha donado vestidos, regalos y otros artículos para la fiesta anual del Consulado General de Guatemala en Los Ángeles.
La guatemalteca sabe bien lo que es no tener nada nuevo que ponerse en la Navidad. «A mí me tocó, muchas navidades, estrenar algo usado», dijo.
Trujillo destaca que lo que la mueve a realizar este gesto «es la sonrisa de las niñas»
«Mi visión en la vida es ver sonrisas en las caras de los niños porque ese es el futuro de mañana», añadió.
Para ella, el haber tenido poco durante su infancia «me hizo ser a mí la persona que soy ahora. Creo que si hubiera tenido todo no hubiera sido esta guerrera que traigo aquí dentro. No lo hubiera tenido».

Previous Receta del ponche, indispensable en Navidad
Next Crocs Cierra El 2013 En Guatemala Con Ocho Puntos De Venta Y Nueva Colección De Zapatos

Compartir este contenido o comentar