EEUU lanza campaña contra conductores que «textean»


Son un peligro al volante y contribuyeron a más de 3,000 accidentes viales en 2012, pero, el lunes próximo, el Departamento del Trabajo lanzará una campaña nacional en inglés y español para combatir la fuente de esta “epidemia”: los conductores distraídos.

 

El envío de textos al conducir es seis veces más peligroso que manejar en estado de ebriedad, y los que no apartan sus dedos de su teléfono tienen 23 veces más posibilidades de sufrir un accidente que aquellos que no escriben textos.

 

Según cifras oficiales, 3,328 personas murieron y unas 421,000 resultaron heridas en todo Estados Unidos, en 2012, en accidentes causados por conductores distraídos, y ahora el Departamento de Transporte (DOT) quiere ponerles freno.

 

Con ese fin, entre el 7 y 15 de abril próximo, la campaña de $8.5 millones, la primera de su tipo, llevará una simple advertencia: los conductores que envíen textos al manejar afrontarán multas.

 

Los anuncios por radio, televisión y medios digitales usarán la frase “Si manejas y mandas textos, pagarás”, y coincidirá con la vigilancia nacional de las leyes en vigor contra choferes desprevenidos.

Experiencia por estados

La campaña sigue el modelo de dos exitosos programas pilotos financiados por el Gobierno federal, en California y Delaware, que han reducido el uso de teléfonos celulares en un tercio en ambos estados. En California, se redujo de 4.1% a 2.7%, y en Delaware, de 4.5% a 3%.

 

Según datos oficiales, la policía de California emitió más de 10,700 multas por el uso de teléfonos celulares o envío de textos al conducir, mientras que la de Delaware emitió más de 6,200 multas.

 

Un video de la nueva campaña muestra cómo, en cuestión de 30 segundos, tres adolescentes pasaron de echar bromas a quedar muertos tras ser embestidos por un camión, porque la conductora se distrajo con un mensaje de texto.

 

Al parecer, para los conductores es una práctica inofensiva. En junio de 2011, se enviaron o recibieron más de 196,000 millones de mensajes de texto, un incremento de casi el 50% sobre junio de 2009, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

 

El secretario de Transporte, Anthony Foxx, consideró que es necesario “recordar constantemente” al público el peligro de distraerse siquiera uno o dos segundos, y confía en que la campaña cambiará la conducta de la gente, como se logró con el uso obligatorio de los cinturones de seguridad.

 

Desde 2009, el Gobierno federal ha puesto en marcha severas restricciones en el uso de teléfonos celulares al conducir, dirigidas principalmente a empleados federales y conductores con licencias comerciales.

 

En la actualidad, 43 estados, entre éstos California, Illinois, Virginia y Maryland, además de Puerto RicoGuam, las Islas Vírgenes y la capital estadounidense, han adoptado leyes contra el envío de textos al manejar un coche.

 

En una página web, el DOT asegura que la lectura o envío de textos es sólo una de laspeligrosas distracciones de un conductor y que contribuyen a un alza en los accidentes.

 

La lista la completan hablar por teléfonos celulares, consumo de alimentos y bebidas, uso de cepillo y maquillaje, lectura de libros o mapas, y el uso del sistema de navegación satelital (GPS),  la radio, y tocadores de CDs y de videos.

Previous Mexicana de Aviación en quiebra oficial
Next Lindsay Lohan se muere por conocer a Rafa Márquez

Compartir este contenido o comentar