El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) considera posibles cambios para flexibilizar las restricciones de viaje a los centenares de miles de “Dreamers” y otros inmigrantes indocumentados que estarán protegidos de la deportación en 2015.

En la actualidad, los “Dreamers” amparados bajo el programa de “Acción Diferida” (DACA) pueden viajar fuera de EEUU sólo en circunstancias muy limitadas.El mes pasado, la Casa Blanca indicó que el DHS emitiría en los próximos meses nuevas guías para esclarecer los permisos de viaje –conocidos en inglés como “advance parole”- tanto para quienes están a la espera de su tarjeta de residencia o para quienes tienen un estatus legal temporal.“Nada se ha anunciado todavía en cuanto a algún cambio en restricciones de viaje para los beneficiarios de DACA o DAPA”, dijo a La Opinión una fuente de la Administración Obama, que rechazó dar detalles y pidió el anonimato por la sensibilidad del asunto.Uno de los grupos que presiona por la flexibilización de los viajes es el Irish Lobby for Immigration Reform (ILIR), que ha prometido seguir luchando por una reforma migratoria y, a corto plazo, por condiciones de viaje favorables para los beneficiarios de los alivios migratorios.