Como borrarte de las páginas de mi alma…


Como borrarte de las páginas de mi alma…
Si en ellas solo tú puedes y escribes día, a día, despiertas y pones tus primeras líneas sobre mis paginas, me dices Buenos días ya despertaste.
Mi vida gira sin voluntad entorno a ti. Todas las mañanas y las noches al entregarme a ti suspiro ante la vida y me mueves el universo. Tu voz y tus caricias me dan la luz que ocupo para vivir y sentirme mujer. Tú que durante el día me haces tan importante en tu diario vivir, cada paso que das se convierte más que un paso del día es parte de nuestra vida. En secreto quizás ¡pero! siempre nos decimos lo que hacemos y lo que somos. Por ejemplo siempre me dices como vas…al amanecer bien sabes que contigo y por ti desperté, pasa un gorrioncillo frente a ti y me lo cuentas, llega la hora de comer y me invitas a comer, aunque a miles de kilómetros me encuentre, me dices lo bueno y lo malo que la vida te comparte, me llevas a tu lado ¡aunque! en la distancia me encuentre. Me abrazas sin hablar solo con amor y por amor.
Dormimos bajo la lluvia y no nos moja, hay días que no tenemos ni para comer, pero juntos superamos todo, por eso dime como borrarte de mis paginas. Tú que a pesar de tantos problemas te preocupas por no herir mis sentimientos. Y hasta pides perdón porque de repente tienes un mal rato y me contestas mal.
Tú que en silencio me acompañas a escuchar mis canciones favoritas, sin estar mirando el reloj, tú que en silencio me dices cuanto me amas, demostrándomelo ¡porque! no me olvidas y no intentas olvidarme a pesar de tener en tu camino a alguien más.
Tú que quizás no logras escuchar cuando grito al mundo cuanto te amo, quizás el viento se lleva mis palabras de amor, pero estas acá junto a mí siempre.
Tú que al estar con alguien más, solo piensas en mí, tú que en tu memoria me mantienes intensamente, aunque otro amor hoy te sonría. Tú que a pesar de la distancia no me dejas de amar. Gracias por tomarte el tiempo para escribir en las páginas de mi vida y quédate ahí.
¡Hoy! quizás corriste, o tal vez hasta volaste para alejarte de mí, no te diste cuenta que en tu sendero yo estoy más cerca de ti porque no hay forma que me puedas olvidar. Me he robado tus besos que saben a miel, he sentido el rose de tu piel y me has hecho tan mujer.
Tu adiós cruel fue ¡pero! ha sido dulce saber que nunca te fuiste, porque sigues amándome tanto como yo.
Solo el tiempo nos dará la razón, porque aunque tropezaste con una piedra con cuerpo de mujer, se que con ella no eres feliz, porque tu ser como hombre solo sabe ser feliz con alguien como yo.
Sé que esa piedra con cuerpo de mujer, es eso una piedra… en tu camino, no sabe ser tu mujer, no sabe ser tu amiga, no sabe ser tu amante, por eso es que tu sendero siempre vuelve al mío.
Sé que te fuiste solo para volver más pronto y nunca irte de mí.
Gracias por seguir escribiendo en las páginas de mi vida. Sigue corriendo como crees hacerlo para alejarte de mí ¡porque! cada vez regresas y regresas más veces a mí y eso es solo porque me amas tanto como yo.
En silencio escucho tu respiración, eres como el hierro fuerte con sueños inquebrantables, al mismo tiempo eres una sábana blanca de seda que está dispuesto a recibirme y acobijarme con tu brazos fuertes como el hierro, tan fuertes que son mi eterna protección.
Escucho el acorde de la melodía de tu guitarra llamada vida solitaria, siento el acorde de cada pálpito de tu corazón y me vuelvo a enamorar de ti. Así como nuestras noches y madrugas se prestan a nuestras eternas fantasías.
Si vuelves a salir corriendo hazlo y no tardes en regresar que como siempre estaré esperando por ti.

Sandra Peláez
Curandoelalma@hotmail.com

Previous Thalía y la cantante mexico-americana Becky G
Next Quien eres tú que en silencio llora por m

Compartir este contenido o comentar