Buena Noticia


«Los seres humanos cuando cambiamos nuestros programas mentales más limitantes por otros que lo son menos, modificamos físicamente la estructura de nuestro propio cerebro. Tal vez por eso D. Santiago Ramón y Cajal, nuestro primer Premio Nobel de Medicina, en 1906, decía que todo ser humano puede ser, si se lo propone, escultor de su propio cerebro. Es importante que entendamos que Cajal no hablaba metafóricamente, sino literalmente. Esto nos puede llenar de ilusión a todos aquellos que aspiramos a hacer crecer y evolucionar nuestra inteligencia y nuestra capacidad de aprendizaje, a la vez que pone en nuestras manos una gran responsabilidad, la de descubrir, qué es lo que necesitamos hacer y entrenar para reinventarnos a nosotros mismos». Dr. Mario Alonso Puig
Reinventarse
D.310

Previous Participación de Ana Sofía Gómez en gimnasia artística /VIDEO
Next Cambio de enfoque, cambio en los circuitos cerebrales

Compartir este contenido o comentar