Baltasar Garzón rechaza defender a Edward Snowden


El exjuez Baltasar Garzón anunció este miércoles su decisión de no hacerse cargo de la defensa de Edward Snowden, el exconsultor de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense que destapó el programa de vigilancia electrónica estadounidense.

«Informo que el despacho de abogados ILOCAD ha decidido no asumir la defensa de los intereses del Sr. Snowden», afirmó en un comunicado Garzón, que ahora dirige un gabinete jurídico en Madrid y se encarga de la defensa del australiano Julian Assange, fundador de WikiLeaks.

El exjuez, que no explicó los motivos de su decisión, había anunciado el lunes haber recibido una petición de parte de Snowden para que se encargase de su defensa, agregando que estudiaría el caso antes de pronunciarse.

«Por otro lado, continuaremos con la representación del Sr. Assange y de WikiLeaks en la defensa del derecho fundamental a la libertad de información y de expresión», afirmó en su comunicado.

Tras tres días de incertidumbre sobre el paradero de Snowden, el presidente ruso, Vladimir Putin, confirmó el martes la presencia en la zona de tránsito del aeropuerto Sheremetivo de Moscú del informático, al que no se había visto desde su llegada el domingo a la capital rusa. Snowden no tomó al día siguiente un vuelo a La Habana en el cual estaba registrado.

Rusia reiteró este miércoles que ninguna «amenaza» estadounidense le obligará a entregar a Snowden, quien pidió asilo político a Ecuador.

Imputado entre otros cargos de espionaje, el exconsultor de la NSA se enfrenta a una condena de 30 años de cárcel en Estados Unidos.

Famoso internacionalmente por haber realizado investigaciones sobre numerosas casos contra los derechos humanos, Garzón, de 57 años, fue condenado en febrero de 2012 a 11 años de inhabilitación profesional en España por ordenar escuchas consideradas ilegales en un caso de presunta corrupción que sacude al Partido Popular desde 2009.

WikiLeaks anunció a finales de julio que el exjuez, responsable de la detención del exdictador chileno Augusto Pinochet en Londres en 1998, dirigía el equipo de defensa de esta página web y de su fundador.

Assange, quien publicó en internet gran cantidad de documentos secretos de la inteligencia y la diplomacia estadounidense, se encuentra refugiado en la embajada de Ecuador en Londres para escapar a una petición de extradición de Suecia, país que le acusa de presuntos delitos sexuales. El australiano se niega a ser extraditado a Suecia porque teme que Estocolmo lo extradite a su vez a Estados Unidos.

En un comunicado publicado el domingo, WikiLeaks anunció que Snowden le había solicitado ayuda, recurriendo a «su experiencia para preservar su seguridad».

Previous Australia defenderá en el Tribunal de La Haya prohibir la caza de ballenas
Next Funeral de James Gandolfini sólo con invitación

Compartir este contenido o comentar