Cantautora-
Cantar y conectar es algo que me lleva a la expansión de mi conciencia, al encuentro con mi esencia, Soy una mezcla de letras y visiones en mi noche. Amor y conciencia creciente, mi trabajo es cantar para la abuelita Agua. Soy parte de este fenómeno natural de cantarle a la Pacha mamita (madre tierra), para que se cure y nos cure como colectivo.

Auto-biografía:
Dévorah es mi nombre de pila, mi segundo nombre Rahel, se relaciona a una historia e ideología que me conectan con mi amor por mis raíces. Nací en 1977 en la ciudad de Guatemala, hija del cristianismo y la teología, exploradora en el judaísmo por más de 16 años. Madre de 4 hijos. Mi trabajo en la música me condujo a ubicar un punto estratégico para la armonía y desarrollo de la vida en las orillas del lago de Atitlán en Sololá Guatemala.
Filosofía:
El libre pensamiento, Todos Somos uno. La belleza es armonía, la armonía es paz, la paz llena todo en todos, y entonces la magia de la música decodifica el amor en colores, vibraciones, opuestos, experiencias, todo como una gloriosa manifestación de la esencia.
Me gusta recordar espacios de la eternidad en esta tierra morena que me cobijo al nacer, en esta nueva experiencia de vida que es para mí, un regalo continuo y divino.
Vivir en paz total, en armonía, trascender es mi objetivo directo. No profeso religión ni ideologías políticas, mi causa es el amor y con él, abrir el camino para el feliz desarrollo de la vida de mis hijos y mi alrededor.
Estoy aquí, para ser la representación del amor que sólo yo, puedo entregarle al mundo en este tiempo que convergemos y para regresar a casa con toda luz.
Yo canto para limpiar el aire… Canto canciones como mantras de liberación de mi conciencia, como ungüentos de sanidad para el alma colectiva, y para avivar el fuego de la verdad y la vida aquí y ahora.
Cantar y conectar es algo que me lleva a la expansión de mi conciencia, al encuentro con mi esencia!
Desde que decidí con palabras expandir mi universo, cuando descubrí que podía jugar con ellas y crear nuevas posibilidades me enamoré de ello, de cada una, de cada forma y desde ahí no he dejado de hacerlo.
Soy una mezcla de letras y visiones en mi noche. Amor y conciencia creciente, mi trabajo es cantar para la abuelita Agua. Soy parte de este fenómeno natural de cantarle a la Pacha mamita (madre tierra), para que se cure y nos cure como colectivo.
Influencias Musicales: Gusto del Rock de todas las épocas, de la música clásica, interpreto música de: the Beatles, Jhon Fogerty, Bob Dylan, Guns And Roses, The eagles, Radio Head, 4 non blondes, Fredy Mercury, Madonnna, Celine Dion, The Cranberries, Edith Piaf, Manzanero, boleros, cumbias, rock, reggae Blues y jazz El bossa nova es algo que me relaja mucho y a veces juego con el rap para divertirme y des estresarme, tengo un especial interés en la música andina.

Desarrollo artístico:
Dévorah Rahel nace como proyecto artístico en septiembre de 2011, mediante una experimental secuencia de acciones sociales, dirigidas a visibilizar el arduo trabajo de los excluidos y fortalecer vínculos entre círculos artísticos, ambientalistas y espirituales, de defensa de los derechos humanos principalmente de niños y mujeres.
Su trabajo que trata aspectos de la vida diaria en evolución, y su canción propositiva, se proyecta a Centroamérica desde 2013 con El Salvador Honduras y Nicaragua, en un minucioso trabajo de campo que conlleva visitar comunidades agrícolas y de representación de pueblos originarios. Actualmente propone la articulación del Corredor centroamericano para el arte consciente y la salud Holística, además de presentar su primera colección (material discográfico) CERQUITA DEL CIELO. Se ha presentado en locaciones como: Teatro Lux, Teatro Nacional de Guatemala, UFM Universidad Fráncico Marroquín, Universidad de San Carlos, Universidad Rafael Landivar, El Cuartito, sublime, Royal Paris, Las Cien Puertas, El Gran Hotel, Sala de teatro Tras Bastidores, Proyecto Cultural Poporopo, La Majo casa de té y arte, Centro Cultural de España Guatemala, El sitio Antigua Guatemala, Retros Jutiapa, La Casa Tomada Centro Cultural de España El Salvador, Al Lado Arte residencia, Buhos Pizza, Café la T, 100 años La serena centro cultural, Casa Luna, Artiemos,
Su presentación
Formato acústico acompañado de cuentos, poemas y relatos de autores Centroamericanos.
Visita actualmente Costa Rica y seguidamente Panamá donde concluye la gestión cultural e inicia la gira de regreso a Guatemala.

CERQUITA DEL CIELO”
Nace como una colección de canciones presentadas en más de 40 conciertos realizados en Guatemala y El Salvador de junio de 2,013 a junio de 2,016, en diversos centros culturales de ambos países. Ahora se convierte en una producción de trece piezas fusionadas entre rock alternativo y folklore sudamericano inspirado en música étnica y Naturalista.
Letras y música por Dévorah Rahel, productor Elmer Estrada.
Temática del disco:
Trata de la búsqueda natural de la esencia divina dentro de la cotidianidad de esta existencia, de la exposición de sentimientos y emociones durante el proceso de lo que se observa. Plasma historias de amor en diversos planos: el amor por conquistar la cima de una montaña, la construcción de una casa, el amor despertando en la naturaleza, la sorpresa de encontrar la vida y la voz de Di-s en la música que destila en todos lados, en las estrellas, en el agua, los árboles, la tierra y todo lo que la habita. Matiza el materialismo como la noche, el frío, el estar perdido; toca cuestiones de religiosidad elevándolos a una comprensión universal desde donde se unifican conceptos. Ubica la habitación de Di-s en la autorrealización y en como esta se une al colectivo de seres viviendo en comunidad y armonía con el entorno. El consuelo de la trascendencia del cuerpo. Es decir la muerte, la enfermedad y la vida, la lucha de ésta, el deterioro de los sistemas y la explotación infantil, la esclavitud en pleno siglo XXI la fuerza del ego debilitándose con el desapego, y el retomar fuerzas en el cambio de vida ante las crisis, el sucumbir a los malos hábitos, el despertar del Di-s interior, somos eternos, desde siempre hasta siempre.

Les abrazo desde mi corazón desnudo a la vida, con el deseo más grande y profundo de una mejor comprensión de nuestro paso por ella.
Mi amor desde siempre y para siempre.
Dévorah Rahel