¡Al recordar!

¡Hoy! volví a recordar los días que me he visto en esta soledad, por no verte, por extrañarte cada día más.

De repente recordé que se me hace imposible olvidarte. También Volví a recordar que en esta según historia de amor solo yo te quise.

Por eso vuelvo hoy y siempre a los lugares que juntos hemos caminados, he vuelto casi sin darme cuenta o de costumbre a visitar esos lugares a los que nunca volveremos juntos.

He viajado imaginariamente junto a ti, he caminado tomada de tu mano por esas calles que tanto saben de nuestra historia, he vuelto a leer esos rótulos de los que tanto nos hemos reído, he visto pasar a tu lado esas personas que un día nos vieron juntos.

Al llegar la noche me he recostado junto a ti despidiendo el día con un beso en esos labios que tanto han dicho y siguen diciendo cosas de mí.

Pude percibir que tú también me extrañas y también me bendices como lo yo lo hago siempre.

¡Tal vez! es tiempo de confesarte que yo te sigo amando.

Tal vez es tiempo de decirte que la pasión de este amor me sigue invadiendo. Por si alguien aun pregunta por esta historia y por si alguien tiene dudas sobre esta historia quiero que todos sepan que me he enamorado y no es rumores de esquina, menos rumores de gente mezquina.

Es tan obvio que estoy enamorada porque se nota hasta en mi mirada.

Ya, se dieron cuenta que en este camino sus palabras ya no hacen daño hoy solo quiero que sepan que juntos o en la distancia nadie lo sabe. Lo único que quiero que sepan es que estoy despojada totalmente de la maldad de la gente y me aferro solo a ese amor. Que nadie puede ver y del cual a esta altura de mis años ya no me interesa su opinión.

Quizás fui yo o quizás fuimos los dos me da igual. Solo sé que estoy enamorada y ya no me siento en soledad.

 

Amiga:

Sigue recordando y como lo hemos conversado no es lo que el otro da o te dio es lo que nosotros hemos sentido y lo que nos hicieron sentir esos amores.

Quizás no sea la comparación correcta pero recuerda que nunca es tarde para un buen café, la vida se va y tú puedes seguir soñando con él aunque como dices tú él no te quiso igual. Deja que esa historia pase y deje solo huellas en tu vida, deja que con su partida se lleve cicatrices que un día pude dejar en tu cuerpo.

Deja de vigilar la vida solo deja encender el fuego de la pasión del amor que hoy conoces gracias a él.

Sé que es difícil entender si llorar o reír cuando un amor así se va, deja que vuele y no dejes que la vida se te pase sin dejarte vivir y amar como tú lo sabes hacer.

Deja que el alma se cure y vuelva a enamorar.  El tiempo no deja de correr por alguien que ya es parte de tu historia retoma lápiz y papel y déjate enamorar por una nueva ilusión.

Recuerda ese fuego sigue encendido dale vida y vuelve a vivir.

 

Atentamente:

Sandra L Peláez Juárez

Curandoelalma@hotmail.com

www.acariciamesp.com